Ella sacó el pecho en una boda y la gente se horrorizó. Pero lo que dijo entonces inspiró a miles de personas




La bloguera australia Haddas Ancliffe tiene 21 años y un hijo pequeño llamado Jonah. La foto que publicó de la boda de su hermana la hizo famosa. En esta da el pecho a su bebé de 11 meses mientras bebe de un vaso.   Bajo esta Haddas escribió las siguientes palabras:

                           "Mi niño y yo bebiendo algo (hay que hacer lo que hay que hacer, sea en una boda o no)". 
Como era de esperar, los cientos de reacciones a esta foto fueron diversas: desde alabanzas a duras críticas. La mamá y blogger quería reivindicar el derecho a amamantar en público, sin que fuera un tabú. Puesto que Haddas puede beber, su hijo también debería poder hacerlo.  

En su cuenta de Instagram.muestra lo orgullosa que está de su pequeño. En esta la joven madre publica con frecuencia posts de sí misma, su marido Oliver y Jonah. Pero además de este tema, Haddas también ha querido hacer referencia a otro tabú de la sociedad actual. La mujer publicó fotos de su estómago tras el embarazo. Las cicatrices le cubren la piel, pero ella no tiene ningún problema: de hecho, las acepta con gusto.

"Instagram se llena a diario de imágenes de chicas jóvenes en bikini. Fotos sexuales y provocativas de cuerpos semi-desnudos que llaman mucho la atención y hacen sentir a las mujeres distintas que son inapropiadas. Pues he aquí una imagen diferente para vuestro Instagram: mi cuerpo tiene estrías, está fofo pero aún soy atractiva. Cuando tienes hijos, no dejas de estar bien en bikini; es una manera diferente de estar bien.  Cuando tu cuerpo no sea como el de la modelo de Instagram en bikini y es como el de una mamá, has de estar orgullosa. Ponte el bikini, la cadena a la cintura, y tu mejor pose a lo Kylie Jenner, y alégrate de que tu hijo piense que eres la persona más bonita del mundo...Eso es lo que realmente importa".

Haddas admite que no siempre se ha sentido contenta con su cuerpo, pero que tras el embarazo esto cambió y ahora publica fotos bonitas y felices de sí misma. El hecho de que su hijo llegara sano al mundo es lo que le importa; no las cicatrices o imperfecciones de su cuerpo. Ella ha dado vida a una persona, por lo que su barriga es maravillosa.

Haddas es una mujer preciosa y admirable. Su forma sincera y abierta de tratar su cuerpo es realmente inspiradora.